Evaristo Cabistañ Cuchí, presidente Comarca Bajo/Baix Cinca

“Una asociación de empresarios activa es imprescindible”

JOSÉ EVARISTO CABISTAÑ CUCHÍ, presidente Comarca Bajo/Baix Cinca

Las elecciones municipales celebradas el 24 de mayo propiciaron un cambio en la Comarca del Bajo/Baix Cinca. Evaristo Cabistañ, alcalde de Torrente de Cinca, resultó elegido como presidente del nuevo Consejo Comarcal con los votos de los once consejeros de su partido, el PSOE, y el apoyo de los consejeros de Compromiso Por Fraga y Aragón Sí Puede. En el inicio de esta etapa, entrevistamos al nuevo presidente para conocer los objetivos y proyectos por los que trabajará su equipo de gobierno durante los próximos años.


ENTREVISTA

¿Qué objetivos se han marcado para esta legislatura?
El principal objetivo es la construcción de la residencia pública comarcal. Creo que en este objetivo estamos casi todos los grupos de acuerdo. Quizás no esté finalizada cuando acabe la legislatura, pero nos gustaría que las obras ya estuviesen en marcha.

¿Cuál es la situación del proyecto ahora?
En marzo de 2016 finaliza la cesión de los terrenos a la Comarca por parte del Ayuntamiento de Fraga. Nos reuniremos con el Ayuntamiento de Fraga para mantener la cesión de los terrenos y con el Gobierno de Aragón para conseguir financiación para la construcción de la residencia. No podemos ir a negociar con el Gobierno de Aragón para que nos financie la construcción de la residencia en unos terrenos cuya cesión finaliza en marzo de 2016. La Comarca está dispuesta a participar económicamente en la construcción de la residencia, tiene remanentes para ejecutar, siempre y cuando nos lo permita el Gobierno central. Entre el dinero que puede poner la Comarca y lo que podamos recibir del Gobierno de Aragón podemos conseguir una buena residencia pública. Los usuarios de esta residencia pública serán personas derivadas por el Gobierno de Aragón y vecinos de la comarca.

¿No se plantean otro modelo, una residencia público-privada?
En este momento la única solución posible es una residencia pública. No contemplamos otra alternativa.

El Ayuntamiento de Fraga podría estar interesado en ceder un terreno para la residencia en la zona conocida como Regiones Devastadas, en lugar del solar del Sup-2.
Analizaremos las propuestas del Ayuntamiento de Fraga: si son los mismos terrenos que se cedieron inicialmente, si son otros, si reúnen las condiciones necesarias... Creo que no habrá ningún tipo de problema para llegar a un acuerdo.

¿Cuánto puede costar una residencia de 120 plazas?
En su momento hicimos un estudio económico, pero las cosas han cambiado mucho. La intención inicial era construir una residencia de 120 plazas y ahora nos planteamos una residencia de 60-70 plazas, un proyecto que permita una ampliación futura. Si el Gobierno de Aragón nos dice que adelante con la residencia de 120 plazas, no habrá ningún problema. Pero sabemos cuál es la realidad económica actual. Si podemos conseguir la financiación o parte de la financiación para construir una de 60 plazas, ya vendrán tiempos mejores y podremos acometer la ampliación. El coste también depende del tipo de construcción: si es planta baja, si son dos alturas, si necesitará urbanización o no...

¿Tiene capacidad de maniobra la Comarca para conseguir que esta construcción la realice alguna empresa de la comarca?
Nos tenemos que ajustar a la Ley de Contratos del Estado y también nos condiciona la normativa europea, cada vez más estricta. Además, esperamos que la residencia la construya el Gobierno de Aragón, la Comarca solo sería el intermediario entre el organismo que cede los terrenos y el organismo que construye, aunque participemos económicamente en lo que podamos. Buscaremos financiación también de los fondos FEADER, FEDER, MINER... Y la normativa cada vez es más estricta. Preferimos que la residencia sea del Gobierno de Aragón, quién sabe qué pasará con las comarcas en un futuro.

¿Las comarcas están en peligro?
Se llamen comarcas, mancomunidades o de otro modo, este tipo de administración intermedia es necesaria. Se habla mucho de la proximidad de los ayuntamientos a los ciudadanos, pero allí donde no llega el ayuntamiento, tiene que llegar una institución intermedia. Zaragoza y Huesca nos quedan lejos. Y la proximidad del servicio al ciudadano es mejor: cuando una persona se dirige a la Comarca, tiene nombres y apellidos; cuando se dirige a Huesca o Zaragoza, pasa a ser un número de expediente. Es la diferencia principal. Y no tenemos que olvidar que hay ayuntamientos que por sí solos no podrían prestar muchos servicios, tendrían un coste inasumible. Un ayuntamiento con 1300 habitantes, como Torrente de Cinca, no puede mantener una asistenta social, ni un camión de basura o un servicio de bomberos...

¿Otros objetivos para estos 4 años?
Seguiremos prestando los mismos servicios que en la actualidad, con la misma calidad y, si se puede, mejorándola. Otro tema importante que debemos tratar con el Gobierno de Aragón es el vertedero, que casi está colapsado. Puede llegar a ser una inversión muy importante si hay que hacer una ampliación o si tenemos que ir a otro lugar... Estamos a expensas del Gobierno de Aragón.

¿Qué puede hacer la Comarca para potenciar el desarrollo empresarial del Bajo Cinca?
La Comarca en sí no tiene ninguna competencia sobre industria y comercio. A pesar de ello, destinamos parte de los fondos que nos llegan desde el Gobierno de Aragón para intentar facilitar, en la medida de lo posible, la labor de las empresas y sobre todo de los emprendedores. El PAED es un instrumento muy importante para facilitar el emprendimiento a aquellos que tienen una idea de negocio. Se les facilita un estudio de viabilidad de su idea, se les asesora y ayuda en la búsqueda de financiación. También está el Centro de Emprendedores de Mequinenza, en el que la Comarca colabora en la realización de cursos o otras actividades. Seguiremos apostando por estos instrumentos.

Estos últimos años la Comarca ha apostado fuerte por el turismo. ¿Seguirán en esta línea?
Sí, es un sector con futuro. Por ello hemos nombrado consejero de Turismo a una persona de Mequinenza, Javier Melendo, muy implicado en este tema. La apuesta de la Comarca por el turismo se fundamenta en los ríos; hay más atractivos, pero lo que más vende a nivel nacional es el Descenso del Cinca. A partir de él, intentamos vender el resto de la Comarca. Es una apuesta que se hizo en su momento, casi como una aventura entre amigos, y ahora es internacional. Creo que está funcionando muy bien.

«Una asociación de empresarios activa es imprescindible. Es un punto de referencia para los emprendedores. La Comarca puede colaborar en muchas cosas, pero si la iniciativa surge de una asociación, es mucho más importante”».

La Comarca ha impulsado la marca Empresarios Colaboradores del Descenso del Cinca (ECDC). ¿Cómo valora la respuesta?
Hemos hecho una apuesta muy importante con el sector de la restauración. La respuesta está siendo buena. Les servirá para ‘venderse’. Además del sector de la restauración, hay otras empresas que colaboran con el Descenso, porque saben que, aunque no sean empresas eminentemente turísticas, les beneficia que la comarca vaya hacia delante.

Han reunido a las empresas de turismo activo para abordar la regulación del sector. ¿Había un problema?
Hay empresas que cumplen todas las normativas y están legales al 100% y hay empresas “piratas”, que no cumplen con la normativa. Convocamos una reunión para explicar y recordar que todos tienen que cumplir la normativa: campings, empresas de aventura, guías de pesca... Prácticamente asistieron todas las empresas, unas 30. No puede haber competencia desleal entre unos y otros. Como Comarca, no podemos permitir que haya empresas que no cumplan con la legalidad. En caso de accidente, el problema que generaría una empresa ilegal sería tremendo. Tenemos un problema añadido, el mejillón cebra. Si una empresa no aplica las medidas que dicta la normativa, puede extender el mejillón cebra por todo el mundo.

A nivel de alojamientos, ¿la comarca dispone de suficiente oferta?
Creo que hay suficiente capacidad. Hay establecimientos hoteleros en Fraga, Torrente y Mequinenza; casas rurales en Ballobar, Ontiñena, Fraga... Campings, tres en Mequinenza, en Fraga... Alojamientos para turistas hay suficientes. Y alojamiento para un evento concreto como es el Descenso, también. La mayoría de los participantes en la modalidad popular son de zonas cercanas. Tenemos más problema en la restauración, porque hay participantes de la modalidad popular que sí van a comer y cuesta encontrar sitio.

El desarrollo económico del Bajo Cinca: ¿hacia dónde debe dirigirse?
Está claro hacia dónde tiene que ir... Con todos los proyectos de transformación en regadío que están en marcha o se están impulsando, la dirección es la agricultura. Hemos de mantener las tres grandes empresas establecidas en la comarca y facilitar la labor de los emprendedores y de las pequeñas industrias y comercios. En una zona agrícola, las empresas de servicios son muy importantes y necesarias. Y al revés, si la agricultura funciona, funcionan las empresas de servicios: talleres, bares, comercios...

¿Es bueno para la comarca que exista una asociación de empresarios activa?
Es imprescindible. Es un punto de referencia para las personas que tienen una idea de negocio y un espacio de relación entre los empresarios. La formación que ofrece es necesaria, lo cual se aprecia en la gran asistencia. La Comarca puede colaborar en muchas cosas, pero si la iniciativa surge de una asociación de empresarios es mucho más importante.


Entrevista publicada en La Intersectorial Informa nº 24, de septiembre 2015.


 

Somos más de 235 empresas asociadas a la Intersectorial

AEI Bajo Cinca

Oficinas

Contacto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En la red

Web

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.