“La asociación de comerciantes juega un papel clave en Fraga”

FERNANDO FERNÁNDEZ CUELLO. Director General de Industria, Pymes, Comercio y Artesanía del Gobierno de Aragón.

El director General de Industria, Pymes, Comercio y Artesanía realizó su primera visita oficial a Fraga, desde su nombramiento, el 24 de junio de 2016. Ese día, presidió la presentación e inauguración de la 9ª Semana del Comercio de Fraga, que organiza la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Fraga y Comarca. Tuvo la oportunidad de visitar algunos comercios de la ciudad y de intercambiar impresiones con los representantes de los comerciantes fragatinos. También participó e intervino en el Desayuno Empresarial organizado conjuntamente por la Asociación Empresarial Intersectorial del Bajo/Baix Cinca y la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia de Huesca (AMEPHU).

ENTREVISTA

¿En qué afecta o cómo repercute su labor en las empresas y comercios del Bajo Cinca?
La Dirección General de Industria, Pymes, Comercio y Artesanía tiene un abanico amplio de competencias agrupadas de varias direcciones generales de anteriores gobiernos, que van desde la promoción y seguridad industrial, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, el comercio, las ferias y la artesanía.
El grueso del trabajo se centra en la Industria, ya que estamos viviendo un tiempo de recuperación de la misma, en gran parte como consecuencia de inversión de fuera de Aragón y, simultáneamente, estamos realizando un importante esfuerzo en la transición a la administración electrónica en los trámites asociados a seguridad industrial: baja tensión, gas, ascensores, etc.
En lo que se refiere al Comercio, la intervención se circunscribe a la cuestión de los horarios comerciales y el apoyo a la modernización del comercio.

Centraremos la entrevista en uno de estos ámbitos, el comercio. Para empezar, le pedimos una radiografía del comercio en Aragón: ¿Cuál es la situación, hoy, del comercio aragonés? ¿Es un comercio competitivo y eficiente?
El comercio en Aragón es un sector muy modernizado en los últimos años. Pero, a nadie se le escapa, sigue teniendo problemas. Las ciudades de mayor tamaño se han dotado de grandes centros comerciales que, mediante una oferta combinada de ocio y comercio, están resultando muy atractivos para el consumidor y poniéndoselo cada vez más difícil al comercio de proximidad. En cualquier caso, el mayor cambio que se está produciendo en los últimos años viene de la mano de internet. En 2015 el pequeño comercio en Aragón retrocedió un 1,8% pero la gran superficie también retrocedió un 0,5%. En el otro lado, el comercio por internet creció un 18% y seguirá creciendo en los próximos años. El pequeño comercio tiene que pelear ahora contra un comercio por internet cada vez más amplio y eficiente tanto en precios como en condiciones de entrega.

Fijándonos en nuestra comarca, ¿cuál es la situación actual del comercio de Fraga y el Bajo Cinca, y en relación al comercio aragonés en general?
La ciudad de Fraga tiene una amplia red de comerciantes de proximidad muy competitiva, tal vez porque le ha tocado pelear con la competencia de Lérida desde hace años. Además los comerciantes de Fraga están asociados y ofrecen al consumidor ofertas muy atractivas.

A nuestros comerciantes les preocupa especialmente la libertad de horarios en festivos, que les sitúa en clara desventaja frente a las grandes superficies. ¿Cuál es la línea de su Departamento y del Gobierno de Aragón en esta cuestión?
El problema real de los horarios comerciales es la venta por internet que se produce 24 horas al día y 365 días al año. Las ventas por internet no descansan y la oferta es cada vez más potente. Respecto de las grandes superficies, la posición del Gobierno es implicarse en la conciliación familiar de los trabajadores del sector, principalmente femenino, y por tanto, nuestro esfuerzo regulatorio va en la línea de que el número de festivos comerciales abiertos sea el menor legalmente posible. Hace diez meses se redujo la regulación del gobierno anterior al mínimo legal, diez días, aunque son conocidas las fuertes presiones del Gobierno de España para que aumentemos hasta dieciséis.

Nuevas tecnologías y su efecto en el pequeño comercio (comercio electrónico, comercio colaborativo): ¿oportunidad o amenaza?
Los cambios representan a la vez oportunidades y amenazas. La amenaza es evidente, ya lo he mencionado. La oportunidad viene de la mano de la necesidad de que el comercio de proximidad tenga una importante presencia en internet: de información al consumidor acerca de localización, horarios, productos, ofertas y cualquier otro elemento promocional y, además, de otros servicios que el consumidor demanda como reservas, quejas y sugerencias, ofertas complementarias, etc. E incluso temas de ocio, también.

¿Qué nivel de implantación y desarrollo de las nuevas tecnologías tiene el comercio aragonés? ¿Es suficiente el esfuerzo en innovación?
En Aragón podemos presumir de tener muchos comercios que realizan ventas por internet, algunas incluso pioneras como Barrabés, de Benasque, con venta de material deportivo de alta montaña y otras muchas más. La especialización es importante en las ventas por internet.

Además de los puntos anteriores, en su opinión, ¿cuáles son las principales amenazas para el pequeño comercio o comercio de proximidad como el nuestro (Bajo Cinca)?
Los problemas vienen siempre de la falta de adaptación a los cambios. Ya he mencionado la necesidad de adaptarse a la presencia de internet, pero es necesario, además, darse cuenta que el consumidor valora ofertas combinadas de comercio y ocio y esto es lo que hace fuerte a la gran superficie.

¿Cómo pueden o deben hacer frente nuestros comercios a estas amenazas? ¿En qué deben centrar sus esfuerzos?
El comercio debe adaptarse a los nuevos tiempos. Cuando no se pueda individualmente, hay que asociarse y que la asociación facilite esos factores de presencia en internet, ocio, ofertas combinadas, centrales de compras, etc. En Fraga está la dificultad añadida de la dispersión, ya que el casco urbano es amplio.

¿De qué forma las administraciones, el Gobierno de Aragón en este caso, les apoyan?
El Gobierno de Aragón, en función de sus disponibilidades presupuestarias, y todos sabemos que hay problemas financieros, apoya con subvenciones las acciones de promoción comercial conjunta de las asociaciones de comerciantes y transición al comercio electrónico.

Si antes hablábamos de una radiografía del comercio hoy, ¿cuál sería la fotografía del pequeño comercio en 10 años? ¿Seguirá existiendo el comercio de proximidad tal como lo conocemos hoy?
Seguro que existirá un comercio de proximidad, pero este será más eficiente, diferenciado, digitalizado y combinará las ventas con el ocio.

¿Qué papel juegan o deben jugar las asociaciones empresariales, y de comerciantes, en un contexto como el actual?
En una ciudad como Fraga, la asociación juega un papel clave. Los comerciantes saben ya que las ventas se disparan en momentos como la Semana del Comercio, la Navidad y otros eventos conjuntos que son gestionados por la asociación. De la misma manera que un fragatino puede querer ir a Zaragoza o a Lérida a visitar un gran centro comercial, la asociación debe valorar si la gente de otras poblaciones, si se le hace la oferta adecuada que combine comercio con ocio y turismo, puede querer ir a pasar un sábado en Fraga. Del mismo modo, asociar las compras o iniciativas asociadas de presencia en internet pueden ayudar al comercio de proximidad.


Entrevista publicada en La Intersectorial Informa nº 27, de noviembre 2016.


Somos más de 240 empresas asociadas a la Intersectorial

AEI Bajo Cinca

Oficinas

Contacto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En la red

Web

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.